Nuevo brote de Sarampión de los últimos 20 años en Argentina

Nuevo brote de Sarampión de los últimos 20 años en Argentina

El sarampión es una enfermedad vírica muy contagiosa que afecta sobre todo a los niños y se transmite por gotículas procedentes de la nariz, boca y faringe de las personas infectadas. Los síntomas iniciales, que suelen aparecer entre 8 y 12 días después de la infección, consisten en fiebre alta, rinorrea, inyección conjuntival y pequeñas manchas blancas en la cara interna de la mejilla. Varios días después aparece un exantema que comienza en la cara y cuello, y se va extendiendo gradualmente al resto del cuerpo. No hay tratamiento específico para el sarampión, y la mayoría de los pacientes se recuperan en 2 o 3 semanas. Sin embargo, el sarampión puede causar complicaciones graves, tales como ceguera, encefalitis, diarrea intensa, infecciones del oído y neumonía, sobre todo en niños malnutridos y pacientes inmunodeprimidos. El sarampión es una enfermedad prevenible mediante vacunación. Fuente: OMS

Datos epidemiológicos hasta la fecha

En cuanto al sarampión, los datos oficiales dan a conocer que éste es el mayor brote desde el año 2000. La circulación del virus inició con casos aislados, en general importados. Pero durante los últimos meses hubo un aumento de casos llegando en la actualidad a superar los 156.

Prevención y cuidados

“Cada caso de sarampión debe ser obligatoriamente comunicado. Actualmente se incrementó la vigilancia de posibles casos y la prevención, que se realiza a través de la vacuna antisarampionosa incluida en la vacuna triple viral y que debe aplicarse a los 12 meses de vida, con un refuerzo a los 6 años de edad”, informa el Dr. Laube.

“Debido al brote actual se deben vacunar todos los chiquitos a partir de los 6 meses de vida y nuevamente al año de edad que es cuando obligatoriamente corresponde su aplicación. A su vez, debe certificarse que todas las personas nacidas después de 1965 y que no hayan padecido la enfermedad hayan sido vacunadas. “ agrega.

Estar al tanto de los síntomas y acciones de prevención del COVID-19, dengue y sarampión es sustancial para frenar su propagación, y es fundamental que la consulta sea precoz ante la presencia de cualquier manifestación clínica que incluya particularmente estados febriles.

Deja un comentario